Seleccionar página

La fabricación de cada ‘smartphone’ supone una emisión a la atmósfera de una media de 30 kilogramos de CO2

Sep 9, 2016 | NOTICIAS | 0 Comentarios

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) impulsará una agenda ambiental integral que se constituirá como uno de los pilares de la Constitución Política de la Ciudad de México, pues se trata de uno de los mayores problemas de la capital del país y sus habitantes.

El coordinador de Desarrollo Sustentable del PRD en la Cámara de Diputados, Fernando Rubio Quiroz, presentó una propuesta de cinco lineamientos en materia de medio ambiente y sustentabilidad para ser integrados a la Constitución Política de la Ciudad de México, de los cuales se derivarán acciones concretas en la materia.

Estos cinco principios establecen el reconocimiento del derecho a un medio ambiente sano; el principio de sustentabilidad; la protección de los recursos naturales; el derecho al agua, y transporte público sustentable, señaló en un comunicado.

“También se trabajará en las reglas para alcanzar esos objetivos; por ejemplo faltan lineamientos claros sobre las responsabilidades de cada una de las autoridades y gobiernos en la zona metropolitana y también reglas y mayor coordinación en materia de movilidad”, destacó Rubio Quiroz.

Dijo que también su partido apoyará lo establecido en la Reforma Política de la Ciudad de México, que establece un proceso de coordinación entre las diferentes autoridades que hay dentro de la megalópolis y la creación del Consejo de Desarrollo Metropolitano.

Para ello se creará un nuevo marco jurídico que saldrá del Congreso de la Unión donde se prevé alcanzar acuerdos para ese objetivo, indicó el también secretario de la Comisión de Medio Ambiente en San Lázaro.

Expresó que en la actualidad, los temas del medio ambiente y ser humano, son una pieza clave del derecho público, por lo que el diseño de la nueva Constitución Política para la capital del país, “debe considerar, entre otros, los derechos de tercera generación; es decir, los concernientes al tema de medio ambiente y la sustentabilidad”.

También debe guardar congruencia con el Artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pues conjuntamente son la base del ejercicio del poder, además de las disposiciones contenidas en los artículos 25, 27 y 73 entre otros, en cuanto al aprovechamiento de los recursos naturales y la planeación del sustentable del territorio.

Rubio Quiroz recordó que la reforma del Artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en relación “al derecho de toda persona a un medio ambiente sano” fue adicionada y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de junio de 1999.

La propuesta “La nueva Constitución Política de la Ciudad de México: el Medio Ambiente y la Sustentabilidad”, hace un análisis del derecho constitucional en materia ambiental y sustentabilidad en México. Recoge, mediante una comparación sistemática, los principios y fundamentos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como de las 31 Constituciones de las Entidades Federativas.

La fabricación de cada ‘smartphone’ emite a la atmósfera una media de 30 kilogramos de CO2, lo que extrapolado al mercado español supone un impacto de 600.000 toneladas de CO2 al año, antes incluso de estrenar los terminales.

Enviar un email, navegar por Internet o compartir una foto a través del móvil también tiene un impacto en el medioambiente según advierte Back Market, que asegura que este es un hecho del que los usuarios españoles son cada vez más conscientes, lo que lleva a que intenten reparar su teléfono antes que comprar uno nuevo.

De acuerdo con el estudio de Back Market sobre las tendencias de consumo de ‘smartphone’ en España, elaborado por Deloitte, el 60 por ciento de los consumidores en nuestro país prefiere reparar su teléfono y seguir utilizándolo antes que comprar uno nuevo, al no observar grandes novedades entre su dispositivo actual y los nuevos terminales que salen al mercado.

“Los usuarios estamos cambiando de mentalidad y cada vez tardamos más en sustituir nuestro teléfono. Hasta hace no mucho tiempo, cambiábamos de móvil cada año y medio. Hoy en día aguantamos con el mismo terminal una media de 30 meses, aunque el ciclo de vida útil de estos dispositivos puede alcanzar los siete años”, señala Thibaud de Larauze, CEO de Back Market.

 La plataforma ‘online’ Back Market vende teléfonos reacondicionados como alternativa a los terminales nuevos que salen al mercado. Esto supone –según la compañía– una reducción del impacto de estos dispositivos en el medioambiente, evitando la producción de 115 toneladas de CO2. “Cada vez que los usuarios compran en nuestra plataforma pueden ver los kilogramos de CO2 que están evitando al medio ambiente”, concluye De Larauze.